!UNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM Y MANTENTE INFORMADO¡

Una racha de tres derrotas consecutivas por múltiples goles tuvo un final más que bienvenido para el Burnley en su último partido de la Premier League (PL), ya que los “Clarets” se vieron obligados a conformarse con un empate 1-1 contra el Nottingham Forest el lunes después de que el VAR les negara polémicamente lo que hubiese sido su primera victoria de la temporada. El entrenador Vincent Kompany vio «suficientes aspectos positivos» para creer que el equipo seguirá consiguiendo puntos, pero para lograr eso necesita mejorar defensivamente, ya que posee el peor registro de la división en dicho apartado (GC: 12), y para así detener una racha de tres derrotas consecutivas en Turf Moor.

No ha perdido cuatro partidos seguidos en casa desde el final de la temporada 2020/21, por lo que quizás Kompany acepte el desafío de recibir a uno de sus viejos enemigos, y es que un Manchester United herido hace el corto viaje hacia el norte del país. Este no ha sido un encuentro particularmente fructífero para el Burnley a lo largo de los años, con los Clarets ganando sólo dos choques ante este rival desde una victoria por 1-0 en septiembre de 1968 sobre un equipo de los Red Devils que era el vigente campeón de Europa y que contaba con un ataque comandado por George Best, Dennis Law y Bobby Charlton.

Este Manchester United está muy lejos de “los héroes de Sir Matt Busby”, ya que viene de una derrota por 4-3 ante el Bayern de Múnich, la tercera consecutiva para el asediado equipo de Erik ten Hag. El holandés cuestionó la determinación de sus jugadores después de esa derrota y les imploró que «se miraran en el espejo» en un intento por corregir sus debilidades defensivas, dado que el United ha encajado tres o más goles en tres partidos consecutivos por primera vez desde diciembre de 1978.

Los récords negativos siguen llegando para los Red Devils, que han perdido cuatro de sus primeros seis partidos en todas las competiciones por primera vez desde la campaña de 1986/87, una temporada en la que Ron Atkinson fue reemplazado por Sir Alex Ferguson. Tres de esas derrotas han sido fuera de casa, y los problemas del United vienen de mucho antes, ya que ha perdido 18 de sus últimos 35 partidos fuera de casa en todas las competiciones (13 victorias, 4 empates). Bajo estos antecedentes, probablemente esté feliz de recibir a un rival recién ascendido, ya que los Red Devils han ganado cada uno de sus últimos cinco partidos como visitante ante este tipo de oponentes.

Jugadores a seguir: Con Lyle Foster sancionado, Zeki Amdouni tendrá la responsabilidad de marcar goles – ha anotado cuatro de sus últimos cinco goles a nivel de club durante los segundos tiempos. Autor de su primer gol con el Manchester United en el partido contra el Bayern a mitad de semana, Rasmus Højlund también impacta tarde, anotando diez de sus últimos 11 goles en la segunda mitad de los partidos.

Dato destacado: Ninguno de los últimos nueve enfrentamientos entre estos dos cuadros en Turf Moor ha producido más de dos goles en total.