!UNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM Y MANTENTE INFORMADO¡

Después de campañas enormemente decepcionantes tanto para el Chelsea como para el Liverpool la temporada pasada, un partido que normalmente tendría un aura de la Premier League (PL) a su alrededor puede estar plagado de una energía nerviosa, ya que ambos grupos de fanáticos esperan qué versión de su equipo resurgirá de las cenizas de la temporada pasada. Podría decirse que el Chelsea ha dado los mayores pasos para realizar los cambios necesarios, con mucho optimismo en torno al nombramiento de Mauricio Pochettino como entrenador y la revisión aparentemente completa del equipo que tuvo lugar en el verano, que aún podría ver la incorporación de Moisés Caicedo, del Brighton, quien ha sido objeto de un tira y afloja en el mercado de fichajes justamente con el Liverpool.

Si la mejora es la expectativa del cuerpo ténico de Pochettino, entonces el listón no está demasiado alto considerando que terminar 14.º en la segunda temporada de PL en 1993/94 fue la única vez que se ubicó más bajo que el 12.º lugar de la temporada pasada. Mirando cómo cerraron su temporada de liga, no es de extrañar que la temporada de los Blues fuera tan negativa, y es que ganó solo una vez en sus últimos 12 partidos de PL (E4, L7).

Uno de esos empates fue el partido más reciente entre el Chelsea y el Liverpool, donde un empate 0-0 los vio compartir el botín por cuarta ocasión consecutiva en lo que a la liga se refiere. Si bien eso formó parte de una mala racha para Chelsea, inició un final enérgico para la temporada de Liverpool, que permaneció invicto en sus últimos 11 compromisos de la temporada (G7, E4).

Aprovechar ese impulso mientras se reconstruye el equipo será un desafío para el entrenador Jürgen Klopp, quien vio partir a su capitán Jordan Henderson y otros jugadores clave como Fabinho, Roberto Firmino y James Milner en el verano europeo. Los fanáticos de los Reds esperarán que los nuevos fichajes Dominik Szoboszlai y Alexis Mac Allister tengan un comienzo rápido, al igual que el propio Liverpool, que no ha perdido un partido de primera jornada en la PL en las últimas diez temporadas (G8, E2).

Jugadores a seguir: La afición de Stamford Bridge esperará un impacto inmediato del nuevo fichaje Nicolas Jackson, quien anotó diez de sus 12 goles en La Liga con el Villarreal jugando en casa. Mientras tanto, Mohamed Salah, que rompe récords habituales del Liverpool, aún tiene más historia pendiente, ya que un gol aquí contra sus antiguos empleadores lo convertiría en el máximo goleador en lo que respecta a primeras jornadas de una temporada de PL, con nueve tantos.

Dato destacado: El Chelsea ha perdido su primer partido de PL solo cinco veces en su historia (G20, E6).