!UNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM Y MANTENTE INFORMADO¡

Con una cómoda ventaja de dos goles en el marcador global antes de este partido de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League (UCL), el Inter de Milán tiene un pie en las semifinales de la competición de clubes más importante de Europa. Sin embargo, una sorprendente derrota por 1-0 en casa ante el Monza el fin de semana demostró que el Inter puede ser vulnerable en San Siro, por lo que tendrá que estar en guardia para impedir los avances del Benfica y así asegurar su primer lugar en una semifinal de la UCL desde 2010.

Teniendo en cuenta que el Inter ha ganado 17 de las últimas 18 eliminatorias europeas en las que ganó el partido de ida en condición de visitante, parece estar en una buena posición para superar esta ronda de cuartos de final. De hecho, habría que remontarse a 2011 y a una derrota por 5-2 contra el Schalke para ver la última vez que el Inter perdió un partido en casa de la UCL por un margen lo suficientemente grande como para quedar eliminado en tiempo reglamentario. Simone Inzaghi está ad portas y listo para convertirse en el primer entrenador italiano en llevar al Inter a las semifinales de la principal competición europea desde Eugenio Bersellini en la campaña 1980/81.

El Benfica hace el viaje a Italia tras una sorprendente derrota por 1-0 ante el Chaves en la acción de la Primeira Liga, y con ese resultado extendió su racha de derrotas en todas las competiciones a tres partidos. Si la forma reciente no ofrece muchas esperanzas para el Benfica, entonces el hecho de que ya hayan ganado en suelo italiano esta temporada quizás lo haga, ya que le ganó a la Juventus por 2-1 en la fase de grupos de esta UCL.

Sin embargo, no ha conseguido buenos resultados ante elencos italianos con frecuencia, ya que ese triunfo es uno de los cuatro que ha conseguido ante rivales italianos en dicho país (E1, P11). Parece estar bien posicionado para mejorar ese récord aquí gracias a una racha invicta de nueve partidos fuera de casa en la UCL (G6, E3), pero teniendo en cuenta que solo una de esas victorias llegó por un margen lo suficientemente grande como para evitar un posible tiempo extra y penaltis, las escasas esperanzas de progresión del Benfica pueden necesitar más de los 90 minutos regulares.

Jugadores a seguir: El ejecutante de penaltis del Inter, Romelu Lukaku, ha anotado cuatro de sus últimos cinco goles desde el punto de penalti, incluido el último gol del partido en el choque anterior entre estos dos cuadros. Rafa, del Benfica, está disfrutando de una fructífera campaña en la UCL y espera entretenimiento si vuelve a marcar – cada uno de los últimos tres partidos de Champions en los que marcó han acabado con al menos seis goles en total.

Dato destacado: Ninguno de los últimos seis partidos del Inter como local en la UCL han acabado con goles de ambos equipos.