!UNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM Y MANTENTE INFORMADO¡

Tigres UANL y Puebla definirán al último clasificado a los cuartos de final del Torneo Clausura de la Liga MX en territorio regiomontano, y aunque el cuadro “felino” tiene la ventaja gracias a la condición de localía y a lo hecho en la campaña regular, no cabe duda que el conjunto visitante encara este choque con mucha más confianza de la que puede tener su rival. Tigres viene de quedar eliminado en las semifinales de la CONCACAF Champions League a manos de otro club de la Liga MX, León, y sólo ha ganado dos de sus últimos cinco partidos oficiales (G2, E2, P1).

Es difícil encontrar un equipo que haya tenido más problemas y convulsiones durante la temporada regular del Torneo Clausura, ya que Tigres tuvo tres entrenadores (Diego Cocca, Marco Antonio Ruiz y Robert Dante Siboldi) y constantemente sufrió rotaciones de jugadores y de esquema según el hombre que estaba a cargo. Parecían haber alcanzado algo de estabilidad de la mano de Siboldi, y aunque la derrota ante León caló hondo en los ánimos del cuadro regiomontano, lo cierto es que Tigres tendrá la ventaja por jugar en casa — está en una racha de tres triunfos como local en todas las competiciones.

Si Tigres se caracterizó por los cambios de entrenador a lo largo de la campaña, entonces el rasgo que más destacó al Puebla fue la inconsistencia que tuvo partido a partido. De hecho, “La Franja” tuvo que sortear lesiones, ausencias y varios altos y bajos antes de certificar su paso a la repesca en la última jornada de la fase regular gracias a una goleada por 5-2 ante un Tijuana que ya estaba eliminado. Cabe destacar que ninguno de los últimos seis partidos de Puebla en la Liga MX ha repetido el resultado del anterior (G2, E1, P3).

El rendimiento de Puebla en condición de visitante ha sido bastante pobre y cabe destacar que ha ganado sólo dos de sus nueve choques oficiales fuera de casa en lo que va de este año calendario (E2, P5). Como si eso no fuera suficiente, Puebla ya viajó al Estadio Universitario de San Nicolás de los Garza y cayó derrotado por marcador de 1-0 hace sólo unas semanas atrás (20.04.2023). El gran problema de Puebla en condición de visitante fue la falta de solidez defensiva, ya que encajó más de 1.5 goles en seis de los nueve partidos ya mencionados, aunque no pasó en ninguno de los tres (G1, E1, P1).

Jugadores a seguir: Tigres sabe que cuenta con un talismán en André-Pierre Gignac, quien sigue marcando diferencias a pesar de sus 37 años de edad — el atacante francés marcó siete goles y dio dos asistencias durante la fase regular del Clausura. Puebla también cuenta con un jugador que sabe marcar diferencias en el volante argentino Federico Mancuello, quien acabó la fase regular con cinco goles y seis asistencias.

Dato destacado: Siete de los últimos nueve partidos oficiales entre estos dos equipos han acabado con menos de 2.5 goles en total.